Así fue el operativo policial por el cual investigan a Edwin Congo

13 May Así fue el operativo policial por el cual investigan a Edwin Congo

Impregnaban la cocaína entre las láminas que formaban los cartones con los que fabricaban cajas en las que transportaban frutas, como piñas y limones. Luego, mediante un sofisticado proceso químico, extraían la droga.

Así operaba la red de narcotráfico desmantelada por la Policía Nacional de España y por la que es investigado el jugador colombiano Edwin Congo.

(Lea también: EE.UU. dice que piratas informáticos intentaron robar datos de vacunas)

Según aclararon fuentes policiales a EL TIEMPO, Congo fue “detenido y puesto en libertad con cargos” y continúa como investigado.

Él asegura que es inocente. «Estoy muy tranquilo porque no he hecho nada, yo no trafico con cocaína, no tengo cocaína en mi casa, estoy muy bien de salud, me comporto muy bien con la gente y con todo el que puedo”, dijo en el programa deportivo español El Chiringuito de Jugones, del que es colaborador.

Aseguró que “hay un indicio lógico porque estoy vinculado a una serie de gente que está metida ahí” y contó que los agentes de la Policía le mostraron fotografías para determinar si los conocía.



“Intento realizar actividades para poder ganarme la vida y me he dedicado con una de esas personas de las fotos a tener negocios con esmeraldas, porque tiene todos sus títulos y tiene posibilidad de traer esmeraldas y oro desde Colombia hasta aquí», le dijo a Josep Prederol, conductor del programa.

EL TIEMPO se puso en contacto con Atenas 3, responsable de El Chiringuito, para conocer su posición sobre los hechos, pero remiten a la conversación ya citada entre Congo y Pedrerol.

En la macrooperación, que se desarrolló entre Colombia, España, Países Bajos y Bulgaria, incautaron una tonelada de droga en el último país y detuvieron a 18 personas. Nueve de ellas eran españolas, cuatro de Bulgaria, tres de Holanda y dos colombianas.

Las cajas salían de Colombia hacia Europa y en cada una escondían menos de cien gramos de cocaína. Al final, la Policía localizó 1.200 kilos de cartón prensado y más de mil productos químicos.

Durante el desarrollo de la operación, los agentes identificaron “al principal responsable de la organización, un súbdito colombiano encargado de suministrar la sustancia estupefaciente que la organización pretendía distribuir por toda Europa”, según la Policía.



Una vez en España, la droga era distribuida por Grecia, Países Bajos, Bulgaria y otros países de Europa. En la península ibérica, contaba con el clan de Los Castañas, que prestaba su logística desde el sur.

Colombia mandaba, después, sus propios químicos que llegaban a España y se dirigían a Bulgaria y Países Bajos, donde extraían la cocaína de los cartones. Después regresaban por la misma ruta.

En Bulgaria y Países Bajos tenían un par de laboratorios adicionales, en los que ocasionalmente recibían la droga para diversificar el riesgo y acelerar el trabajo.

Edwin Congo

Edwin Congo fue capturado y dejado en libertada en España en una operación antidrga, que tiene que ver con cocaína.Foto:

Archivo EL TIEMPO Origen de la operación

La investigación comenzó hace un año, cuando los agentes de policía sospecharon que el Cirujano o Doctorcito, un médico que ya había sido detenido por tráfico de drogas, actuaba dentro de una organización con base en Europa, que recibía cocaína de Colombia y la distribuía por el continente.

El Doctorcito, según señala un comunicado de prensa de Policía Nacional, era “un médico que llegó a tratar a un famoso futbolista” y “utilizaba su clínica, entre otros lugares, para mantener negociaciones con terceras personas relacionadas con la investigación”.

Los agentes descubrieron en enero de este año que la red preparaba un envío importante y que una persona había viajado a Colombia para confirmar que la droga está bien escondida y podía empezar el operativo.

Llegó a Grecia un cargamento con cuatro contenedores: dos de ellos tenían 5.016 cajas con limones (a los que llaman limas en España) y dos, 1.660 cajas de piñas. Gracias a los mecanismos de colaboración policial internacional, les hicieron seguimiento hasta una bodega en Sofía. Allí pretendían separar la carga legal (las frutas) de la ilegal y extraer la cocaína de los cartones en un laboratorio preparado para ello.

Después de decomisar la droga, se puso en marcha un operativo para localizar a los miembros de la red. La Policía Nacional española destaca la colaboración de la Dirección de Antinarcóticos de la Policía Nacional colombiana para identificar a los colombianos.

No se conocen exactamente las razones por las que Congo es objeto de investigación, pues la Policía española no revela más detalles por estar en curso.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.