Alerta en Quindío por recurrente aparición de boas constrictor

08 Oct Alerta en Quindío por recurrente aparición de boas constrictor

La autoridad ambiental de la región investigará para determinar cuáles son las causas que originan este fenómeno, especialmente en el municipio de La Tebaida, y cómo pueden actuar frente a esta problemática.

Con el fin de determinar las causas que están ocasionando la aparición de boas constrictor en el Quindío, la autoridad ambiental de ese departamento iniciará estudios tanto de especímenes hallados, como de los lugares en los que han sido encontrados.

Según la Corporación Autónoma Regional de Quindío, en los últimos años ha venido notando un incremento recurrente en la incautación, recuperación y rescate de estos ejemplares de gran tamaño, especialmente en municipios como La Tebaida. 

Mónica Jaramillo, líder del área de fauna silvestre de la entidad, dijo que en los últimos tiempos no solo se han recuperado boas constrictor sino también boas inperator. 

Con el fin de encontrar respuestas, funcionarios de la autoridad ambiental estarán en las veredas La Herradura, El Alambrado, La Silvia, Pisamal y Maravélez. En la última semana fueron recuperados dos ejemplares de esta especie en las zonas rurales de este municipio. Jaramillo dijo que estos especímenes no tienen rango de distribución en el Quindío.

En el último año también se han recuperado serpientes de la especie boa imperator, originaria de la Amazonia, por lo que también estos ejemplares y los sitios en donde se ha ubicado serán incluidos en la investigación que, además, busca determinar cuáles son las medidas que debe tomar la autoridad ambiental.

“En una reunión que sostuvimos el año anterior con el Ministerio de Ambiente en La Tebaida y otros actores, entre ellos la Universidad del Quindío, se vio la necesidad de hacer un estudio detallado sobre la aparición de la boa constrictor más por rescate, que por incautación provenientes del tráfico ilegal”, mencionó la funcionaria.

Por esta razón, se comenzó a desarrollar un trabajo conjunto entre gestión ambiental y control y regulación para establecer lo que está sucediendo exactamente con esta especie, en las veredas específicas en las que ha sido hallada.

Plan de manejo

«Desde la subdirección de gestión ambiental están ajustando el plan de manejo para poder tener unos datos claros estadísticos de los especímenes que son rescatados, los sitios que deben ser georeferenciados, las especificaciones claras de cada individuo y poder con base en esta información tomar las medidas a que haya lugar», dijo la funcionaria. 

Hace algún tiempo, decenas de serpientes, entre ellas las boas constrictor, fueron liberadas por la ciudadanía en algunas zonas rurales de la Tebaida y con el paso delos años estos animales comenzaron a reproducirse y moverse a sus anchas por diversos territorios del municipio, llegando incluso a los terrenos del aeropuerto El Edén, donde los funcionarios han reportado la presencia masiva de estos animales.

Según Carlos Truke, subdirector de regulación y control ambiental de la CRQ, en una época era muy común que la población tuviera esta fauna silvestre en cautiverio. Sin embargo, muchas personas decidieron liberar a estos reptiles sin ningún tipo de control, una actividad que es ilegal y que hoy en día está ocasionando esta problemática.

Hasta en el aeropuerto

La autoridad ambiental realiza permanentes recorridos por inmediaciones de la pista de la terminal aérea para hacer los rescates de todas las serpientes y luego trasladarlas al centro de fauna para que puedan regresar a los lugares que hacen parte de sus rangos de distribución.

El rescate de boas constrictor es permanente. Foto: Corporación Autónoma Regional del Quindío

La boa constrictor tiene una amplia distribución en el continente americano, desde México hasta Argentina. Habita en desiertos, sabanas, bosques húmedos e incluso cultivos y puede alcanzar tamaños de hasta cuatro metros de largo.

Los periodos de gestación duran unos cuatro meses y luego las hembras pueden dar a luz entre 20 y 60 crías, con tamaños que oscilan entre los 30 y 40 centímetros, una razón clara de por qué estos animales pueden reproducirse rápidamente en diversos territorios. 

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.