El viaje del polvo del Sahara: el increíble fenómeno natural que llega a Colombia

24 Feb El viaje del polvo del Sahara: el increíble fenómeno natural que llega a Colombia

Este material particulado recorre miles de kilómetros desde el desierto en África hasta la Amazonia; podría llegar al país esta semana.

El Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales alertó sobre la posibilidad de que esta semana llegue a territorio colombiano un material particulado proveniente del Sahara, que ingresaría al país a través de la zona Caribe y el norte de Suramérica.

Aunque se espera que el impacto para Colombia sea mínimo, se pueden presentar algunos efectos como la reducción de la visibilidad, una situación que podría afectar el tránsito aéreo, al igual que favorecería el aumento de la temperatura en la superficie y una reducción de las precipitaciones.

«El polvo del Sahara se levanta cuando hay una situación meteorológica muy particular: un sistema de alta presión encima el desierto, que sea fuerte. La alta presión es una especie de ventilador que se instala encima de las regiones y que produce unas condiciones de tiempo seco y cielos despejados. En algunas oportunidades esa alta presión levanta, como en este caso, el polvo del Sahara y lo mueve a diferentes zonas», explicó Max Henríquez Daza, meteorólogo y consultor del clima, a NoticiasRCN.com.

Esa misma nube de polvo llegó a Europa en enero de este año, causando que el suelo se llenara de material particulado de color amarillo.

«Ese polvo avanza hasta tal distancia que llega hasta el mar de los Sargazos, una zona en el océano Atlántico, cerca del ‘Triángulo de las Bermudas’, donde hay un entramado de algas, una especie de selva en el mar, donde habita una gran cantidad de animales. El polvo fertiliza esa zona… es una de las maravillas de la naturaleza», explicó.

¿Cómo y cuándo se presenta este fenómeno natural?

La Capa de Aire del Sahara (Saharan Air Layer -SAL-, por sus siglas en inglés), es una masa de aire altamente seca y cargada de polvo, la cual procede del desierto del Sahara en África, explica el Ideam.

Este fenómeno natural tiene lugar a finales de la primavera, en los meses de febrero, marzo y abril; durante el verano, entre los meses de junio y julio; y en la etapa temprana de otoño, en octubre, en el hemisferio Norte.

Dicha cantidad de aire de grandes proporciones usualmente se desplaza con dirección al oeste, con una periodicidad que varía entre los tres y cinco días.

Esta capa, a su vez, puede extenderse verticalmente entre los 1.500 a 6.000 metros de altura en la tropósfera, y está relacionada con grandes cantidades de aire muy seco y cargado de polvo, que incluye vientos fuertes entre los 36 y 90 kilómetros por hora.

Los vientos fuertes o corrientes en chorros que ‘cargan’ el polvo del Sahara se localizan entre 2.000 y 4.500 metros de altura, especialmente en las zonas central y occidental del Océano Atlántico Norte.

Del Sahara a la Amazonia, en 3D

La Nasa publicó un video en donde se muestran imágenes satelitales del recorrido que realiza el polvo proveniente del desierto del Sahara en África, hasta la Amazonia en Suramérica.

Recomendaciones

El Ideam brinda algunas recomendaciones para tener en cuenta en el momento en que este fenómeno natural se presente en el territorio nacional:

  • Evite exponerse a altas concentraciones de polvo del Sahara.
  • Cierre las puertas y ventanas de su casa y/o apartamento en caso de observar un aumento considerable de material particulado.
  • Las personas con enfermedades respiratorias crónicas (EPOC, asma), adultos mayores, mujeres embarazadas y niños deben usar protectores respiratorios, como mascarillas.
  • Al sentir la presencia de cuerpos extraños en los ojos, lávese el rostro con abundante agua potable, hervida o clorada. Es importante el lavado de las manos antes de iniciar el procedimiento.
  • Cubra las fuentes de agua como pozos, recipientes o estanques de almacenamiento para evitar su contaminación.
  • Utilice continuamente los medios de protección personal como gafas, tapabocas, o pañuelo de tela húmedo para cubrir nariz y boca.
  • Antes de barrer, humedezca los sectores de su casa para evitar la suspensión del polvo que pudiera acumularse.
  • Esté atento al desarrollo de la navegación aérea en el país.
  • Las personas extremadamente sensibles, que presentan enfermedades como asma, y adultos con afecciones cardiocerebrovasculares como hipertensión arterial, enfermedad isquémica del miocardio o pulmonar como asma, enfisema y bronquitis crónica, deben reducir la actividad física fuerte o prolongada.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.