Fuertes lluvias provocan derrumbes en municipios de Quindío

25 Mar Fuertes lluvias provocan derrumbes en municipios de Quindío

El municipio de Salento tiene quince veredas afectadas por cuenta de las copiosas lluvias de los últimos días.

Nueve de los doce municipios del departamento de Quindío se encuentran en alerta roja, naranja o amarilla, por riesgo de derrumbes y la posibilidad de crecientes súbitas de los ríos lo que tiene en alistamiento preventivo a todos los organismos de socorro entre la Cruz Roja, la Defensa Civil, los Bomberos y las unidades de Gestión del Riesgo.

El municipio de Salento tiene quince veredas afectadas por cuenta de las copiosas lluvias de este mes de marzo que tienen saturados los terrenos en toda la región, lo que viene ocasionando numerosos deslizamientos de tierra en los distintos sectores.

Beatriz Díaz Salazar, alcaldesa de esta localidad informó que, “hay alerta roja por los deslizamientos en veredas que han taponado parcialmente las vías, situación que está en vigilancia para determinar si es necesario establecer calamidad pública para pedir apoyo e intervención”.

El alcalde del municipio de Calarcá, Luis Alberto Balsero Contreras dijo que, “el municipio tiene paso restringido en sectores como La Paloma, las veredas El Pénsil y la Quebrada Negra, también tienen dificultades en sus vías que generan problemas de movilidad a cientos de campesinos”.

Por su parte, campesinos y empresarios del turismo de Calarcá han denunciado, una vez más, el mal estado de la vía en sector de la vereda La Nubia – Chagualá donde en algunos tramos hace falta parte de la banca por afectación no de esta, sino de temporadas invernales pasadas.

“El impacto de una carretera a medias en algunos puntos de este corredor entre Calarcá, Salento y Armenia se da en las dificultades para sacar los productos agrícolas, para el turismo, el deporte y el diario vivir de los residentes de la zona», indicó uno de los habitantes del sector.

Este habitante de la zona veredal agregó que, “ante la falta de acciones concretas para reparar la vía y buscando evitar accidentes, la comunidad ha puesto palos para advertir a los conductores en la noche”.

El municipio de Génova y los que hacen parte del sur del Quindío continúan dirigiendo maquinaria amarilla y pidiendo equipos de apoyo a la gobernación para habilitar los pasos veredales.

Jorge Iván Osorio, alcalde de Génova, manifestó que la maquinaria amarilla está dirigida a los puntos estratégicos más afectados.

En Armenia, se monitorean 63 taludes o puntos críticos que podrían representar emergencias en sectores vulnerables.

La mayoría de terrenos afectados por las lluvias se encuentran en asentamientos ilegales donde habitan cientos de familias de bajos recursos.

Según Javier Vélez, director de la oficina municipal de riesgos y desastres de Armenia, “la mayoría de zonas afectadas por las lluvias no tienen manejo de aguas o sistemas de acueducto deficientes”.

El encargado de gestión del riesgo argumentó que las lluvias han incrementado en un 40% por lo que se recomienda a toda la población no manipular o trabajar en zonas inestables y hacer buena disposición de residuos sólidos para evitar inundaciones o taponamientos en las vías.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.